DESCUBRIMIENTO, REVELACIÓN Y TRANSFORMACIÓN.

La aplicación práctica de la transformación artística a tu fotografía implica un proceso de tres pasos: descubrimiento, revelación y transformación. Este proceso de tres pasos es algo a tener en cuenta a medida que profundizamos en el concepto de visión. Antes de que puedas aplicar con éxito este proceso a tu fotografía, primero tendremos que re calibrar tu matriz perceptiva. Estos tres pasos me permitieron visualizar una fotografía que al  final capturará la belleza del lugar árido por decir alguno, a la vez que atraía visualmente al espectador a explorar la composición.  

¿Cuál es la idea detrás de todo esto?:  No ver tu paisaje literalmente como esta (en este caso, una puesta de sol sobre una salar), sino verlo como una colección de formas, colores, sombras y luces. Cuando comiences a ver de esta manera, todo lo que necesitas hacer es ensamblar los componentes visuales de una manera agradable para producir una atractiva fotografía. 

DESCUBRIMIENTO

La observación de todo comienza con el descubrimiento, que consiste en encontrar un tema que sea único y significativo. A veces me refiero a esto como «la búsqueda de cosas interesantes», pero es mucho más que eso. En cierto nivel, el descubrimiento es la búsqueda de la manifestación del mundo real de la visión artística en tu cabeza. Todo comienza con mover los pies. No puedes sobresalir en la fotografía si te quedas quieto; Si desea tomar excelentes fotos, debe pasar una cantidad significativa de tiempo explorando posibles escenas y temas. Tienes que sumergirte por completo en tu oficio con gran entusiasmo y deleitarte con la alegría de la exploración. A veces, el descubrimiento es bastante obvio, pero el mejor descubrimiento ocurre cuando detectas algo oculto que nadie más nota. En cualquier caso, el descubrimiento es solo el primer paso; solo descubrir algo genial no producirá buenas imágenes por sí misma. 

REVELACIÓN

Para tomar fotografías convincentes, debes hacer más que simplemente apuntar tu cámara hacia un tema interesante. En su lugar, debes esforzarte por revelar la esencia oculta de su tema, contar una historia y forjar un vínculo emocional entre sus fotos y los espectadores. Tienes que esperar esos momentos especiales que dicen algo sobre tu tema y sobre ti como artista. La revelación implica contar la historia de tu tema, utilizando el estado de ánimo y el momento para inspirar a tus espectadores. Esta es a menudo la parte más difícil y menos tangible del proceso. Requiere una sensación intuitiva del momento perfecto para presionar el obturador, y la capacidad de reconocer cuándo surge ese momento mágico. Estudiar y aprender sobre tu tema es fundamental, ya que te permite capturar los momentos más interesantes. Para transformar verdaderamente tu fotografía, debes asumir un papel más activo en el proceso de creación. Lo que nos lleva al paso final. 

 TRANSFORMACION

¿Descubriste algo fotogénico? y ¿descubriste la mejor manera de fotografiar  tu tema de interés?, aún no has terminado. Como paso final, debes participar en el proceso de transformación artística, interpretar creativamente tu tema e imponer tu propia visión artística mediante el uso de la perspectiva, la exposición, la composición, los filtros, la luz y el momento. Ten el coraje de probar algo fuera de lo común y esfuérzate por presentar tu tema de una manera que los espectadores no hayan visto antes. toma decisiones creativas con respecto a tu perspectiva y posición,  la elección de la lente, la exposición y el balance de blancos. En muchos de estos casos, te debes desviar  intencionalmente de la «sabiduría convencional» para crear un aspecto artístico para tu foto final.  Por ejemplo sobreexponer ligeramente los aspectos más destacados de la imagen y selecciona un balance de blancos cálido para crear un aspecto misterioso para tu foto. Para mí, esta está podría ser  la mejor manera de contar la historia de mi tema e imponer mi visión artística en la escena.  La transformación es mi paso favorito, esto es lo bueno y lo que separa a los fotógrafos principiantes de los avanzados.  

Foto: Sebastian del Val

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *