COMO LA FOTOGRAFÍA DE NATURALEZA NOS TRANSFORMA

– TRADUCIDO Y ADAPTADO DE ERIN BABNIK 2015

Las fotógrafas y los fotógrafos de naturaleza que más admiro parecen tener un cierto rango de cualidades en común, hábitos y características que seguramente juegan un papel importante en permitir que estos fotógrafos produzcan imágenes atractivas de manera regular. Lo que sigue es mi intento de identificar cuáles pueden ser las siete cualidades que la naturaleza nos produce y explicar por qué creo que son virtudes importantes para cualquier fotógrafo de paisajes y fauna. Estas virtudes son respeto, curiosidad, flexibilidad, paciencia, velocidad, integridad y coraje.


El respeto

Con la naturaleza como nuestro tema, los fotógrafos tienen el deber especial de respetarla. El sentido común dicta que debemos proteger lo que sea esencial para nuestros propios objetivos, pero respetar la naturaleza va más allá de la conservación y la defensa, por importantes que sean. Desarrollar una relación con la naturaleza es como desarrollar una relación con una persona; Cuanto más esfuerzo hagas para conocer a una persona, mejor podrás empatizar con esa persona y profundizar tus lazos mutuos. Respetar la naturaleza significa verla como un socio en lugar de como un trofeo o un reino para ser conquistado, y lograr este nivel de respeto nos permite ver y comprender la naturaleza de maneras que no solo conducen a grandes experiencias personales, sino que en última instancia benefician el proceso creativo también.

Curiosidad

El fotógrafo curioso se aventurará más lejos, mirará más de cerca y experimentará más fácilmente. La curiosidad es la calidad que nos hace descubrir cómo puede verse una locación desde un punto de vista diferente, durante una hora diferente del día o en una estación diferente. Es la curiosidad la que nos hace encontrar los detalles más pequeños de la naturaleza que pueden pasarse por alto fácilmente. Cuando estamos en el campo o en el proceso de desarrollo, la curiosidad nos llevará a probar diferentes técnicas y reflexionar sobre nuestras decisiones estilísticas. Estar intrigado por nuestro entorno y nuestras propias ideas es lo que conduce a la exploración, el descubrimiento, la experimentación y el crecimiento creativo.

Flexibilidad

La naturaleza es notoriamente caprichosa, teniendo el cambio como su única constante. Si estás dispuesto a adaptarte a las condiciones y aprovechar al máximo lo que la naturaleza le brinde, entonces el mundo es un salón de juegos. Estar demasiado obsesionado con un resultado específico puede hacernos perder oportunidades, por lo que si bien es extremadamente útil visualizar previamente el potencial de una ubicación y un conjunto de condiciones, también debemos estar preparados para adaptar o incluso abandonar esas ideas como otras oportunidades.

Paciencia

Un fotógrafo amigo mío una vez compartió este diálogo que tuvo con un turista que pasaba mientras estaba parado detrás de su trípode un día.

Caminante: ‘Parece que estás esperando que algo suceda’.

Fotógrafo: ‘Si, en eso estoy’.

Caminante: ‘Ajá, ¿qué es entonces?’

Fotógrafo: ‘No lo sé. Aún no ha sucedido ‘.

A veces, simplemente mirar y esperar permite que las oportunidades y las ideas se unan de manera fructífera. Puede ser muy gratificante permanecer en un lugar por un tiempo y ver qué sorpresas puede traer el clima en rápido movimiento, qué cambios pueden tener lugar, o cómo un bosque podría transformarse a medida que la niebla o la luz cambian en él. Si bien la tentación puede ser grandiosa para tomar tantas composiciones como sea posible, ese enfoque a menudo da como resultado muchas imágenes a las que les falta algo, falta esa confluencia especial de tiempo y lugar que resulta de permitir que la magia llegue a vos y estés listo para cuando lo hace.

Velocidad

En el otro lado de la moneda, la paciencia es la velocidad, la capacidad de responder rápidamente a las oportunidades y pensar rapido. Después de esperar pacientemente un momento mágico, es posible que finalmente llegue repentinamente y, con demasiada frecuencia, en una situación que requiera una carrera loca, un cambio rápido de lente, una gran cantidad de revisiones a la configuración de la cámara o todo lo anterior . Ser capaz de responder rápidamente a las efímeras a menudo puede marcar la diferencia entre un gran disparo y un gran recuerdo.

Integridad

En pocas palabras, como fotógrafos creativos, es importante que nos mantengamos fieles a nuestro propio arte. Llega un momento después de que alcanzamos una determinada etapa de desarrollo creativo en el que tenemos la opción de hacer lo que más nos interesa, o bien hacer lo que creemos que interesará más a otras personas. Naturalmente, cualquier fotógrafo que comparta o muestre sus fotografías se preocupa por cómo serán recibidas, de lo contrario se las guardaría para sí mismas, pero preocuparse por esas opiniones no significa necesariamente atenderlas.

Valor

Los fotógrafos de paisajes a menudo se encuentran en áreas silvestres, en tierras extranjeras, en condiciones climáticas extremas, en los bordes de los acantilados, cerca del oleaje o incluso en todas estas situaciones a la vez. Los peligros de trabajar al aire libre son muchos, por lo que es necesario tener precaución y sentido común, y cuando se cumplan esos requisitos, encontrar el coraje para continuar. Quizás aún más coraje sea necesario para lo que sigue, sin embargo. Puede requerir una gran valentía tomar decisiones creativas que sean arriesgadas, experimentar con nuevas ideas y ubicaciones, y liberar

Ph. Sebastian del Val

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *