IDEAS PARA SABER SI UNA FOTO ESTA LISTA PARA VER LA LUZ

– TRADUCIDO Y ADAPTADO DE ERIN BABNIK 2018

12 fotografías por año es una buena cosecha.

-Ansel Adams.

El acelerado mundo del intercambio de fotos en línea y las comodidades del desarrollo digital se han combinado para fomentar una producción cada vez más rápida y frecuente de fotografías, esto hace muy probable que favorezca la cantidad sobre la calidad. De hecho, la mayoría de las plataformas de redes sociales dan a las fotografías una vida útil de unas 24 horas antes de que los algoritmos las entierren en la oscuridad de ayer. Este ciclo vertiginoso puede crear un sentido de urgencia para los fotógrafos, aumentando la tentación de llenar el vacío dejado por cada fotografía ‘caducada’ lo más rápido posible.

Aunque a menudo escuchamos consejos de que es bueno para los fotógrafos ‘ralentizar’ en el momento de la toma con el fin de asegurarnos que estamos haciendo la mejor foto que podemos, el mismo concepto no siempre sirve en los procesos de auto-curación y desarrollo de imágenes. En la era actual de la ‘creación de contenido’ vertiginosa, incluso los fotógrafos más ambiciosos pueden tirar la paciencia por la ventana después de llegar a casa con una buena cantidad de fotos nuevas en la bolsa. Hay mucho que ganar por ser un artista productivo, pero es igual de beneficioso ser crítico, lanzando nuevas fotografías sólo cuando les has dado el OK! definitivo en tu selección. Pasar por los siguientes pasos que detallo mas adelante con cada nueva foto podría ayudarte a nutrir tu propio desarrollo creativo y a poner tu mejor trabajo con cada nueva adición a tu portafolio.

Míralo con ojos frescos

Las impresiones de una experiencia en el campo pueden distorsionar la forma en que vemos una nueva fotografía, lo que a veces nos hace pasar por alto problemas estéticos. Mi preferencia es poner una nueva fotografía en dos etapas de ‘incubación’, una después de cargarla por primera vez en una computadora y luego nuevamente después de revelarla. Incluso un breve descanso de un día o dos puede ser extremadamente útil, permitiendo que la mente gane suficiente distancia de la experiencia en el campo o del proceso de desarrollo para ejercer un buen juicio.

Busca la crítica

Obtener comentarios honestos es para los fotógrafos oro puro, pero puede ser difícil encontrar a alguien del calibre adecuado que tenga el tiempo y la inclinación para comentar cuidadosamente. Existen numerosos foros en línea y grupos de redes sociales donde se alienta la crítica, y muchos de ellos tienen miembros que son fotógrafos consumados con una inclinación por ayudar a los demás. La crítica útil incluye comentarios sobre la estética, así como sobre el contenido y el desarrollo del portafolio. Asegúrate de llevar todo a bordo con una mente abierta, y aceptar que los puntos de desacuerdo pueden ser muy valiosos para ayudarte a afirmar decisiones creativas por ti mismo. Cuanto más personal sea su fotografía, menos podrás obtener de la crítica, pero incluso buscar comentarios de calidad de forma poco frecuente pueden ser beneficiosos para ayudarte a ver hilos de desarrollo o momentos de deriva creativa.

Marcha a tu propio ritmo

Si bien Ansel Adams decía que una buena cosecha anual son 12 fotos!, esto es algo que solo nosotros podemos controlar, pero como dice el dicho: «a veces menos, es mas», y en la fotografía de paisajes esto es muy importante, por que corremos el riesgo de que nuestras mejores fotos queden o pasen desapercibidas en medio de otras que no estén a la altura de tu trabajo.

Lamentablemente el ritmo frenético de las redes a veces no obliga a tener que publicar mas asiduamente, por esto, creo que dos fotos mensuales es un numero adecuado en caso de no necesitar tener que vender un producto fotográfico, caso contrario, seguramente la cantidad sera mayor y ahí es cuando debemos ser muy cuidadosos en la selección que realicemos.

Cono de Arita, Ph. Sebastian del Val

COMO CREAR FOTOS DE PAISAJES MAS IMPACTANTES

– TRADUCIDO Y ADAPTADO DE Christian Hoiberg 2019

La composición es uno de los factores más importantes para crear fotos impactantes y memorables. No importa cuán fascinantes sean las condiciones; Las imágenes que carecen de una composición sólida tienen menos probabilidades de ser recordadas. La fotografía de paisajes ha cambiado mucho durante los últimos años e incluso podría ser justo decir que el término se ha vuelto demasiado amplio, ya que hay muchos subgéneros y estilos dentro de él. Sin embargo, las imágenes impactantes tienen una cosa en común: cuentan una historia.

Estas imágenes generalmente se basan en un paisaje dramático con cielos rojos oscuros o condiciones de ensueño. Las imágenes exitosas en este género se encuentran entre las imágenes más impresionantes de la fotografía de paisajes, pero la mayoría de ellas no hacen más que hacer que te detengas por unos segundos. Luego están las imágenes sutiles; Imágenes que generalmente se vuelven menos ‘virales’ pero que te hacen volver una y otra vez. Estos son los tipos de imágenes que te gustaría tener colgando en la pared y que revelan un poco más de su historia cada vez que las miras.

Entonces, ¿cómo se pueden crear imágenes más impactantes?

Eso depende. Al final del día, depende de tu visión y estilo de fotografía, pero aquí hay algunos consejos para empezar:


1. Introducir efecto de profundidad en tus fotos:

Dar una sensación tridimensional a un marco bidimensional es uno de los mayores desafíos de la fotografía, pero es una excelente manera de invitar al espectador a la foto. Cuando se hace bien, puede ayudar a separar excelentes fotos del resto.

Existen muchos métodos y técnicas para introducir profundidad en sus fotos, pero la aplicación depende de la escena, el tema y la visión.

Las técnicas de composición, como encontrar lineas que dirigen la mirada, son excelentes para crear profundidad, especialmente cuando se usa una lente gran angular. Las líneas no necesitan ser muy visibles y podrían, por ejemplo, consistir en elementos en primer plano que conducen hacia el sujeto principal de la foto.

Introducir la profundidad es un paso importante para capturar imágenes más impactantes, independientemente de la técnica o el enfoque que sigas.

ph. Christian Hoiberg


2. Aislar elementos dentro del marco:

Es comprensible (y tal vez en nuestra naturaleza) que queremos mostrar el magnífico paisaje en su totalidad, pero rara vez es la mejor solución. Incluir todo se convierte en demasiado y resulta en la composición que se pierde en el proceso.

Es por eso que es buena idea aislar sólo unos pocos elementos y centrarse en ellos en su lugar.

Al eliminar elementos que no se agregan a la foto, el espectador crea su propia historia alrededor de la imagen; Esto puede hacer que vuelvan a tu imagen una y otra vez.

ph. Sebastian del Val

3. Utiliza Ajustes de color para mejores composiciones

No es ningún secreto que el color es importante en la fotografía, ya sea que esté muy saturado o en blanco y negro. De hecho, el uso correcto de los colores puede ser una de las formas más eficaces de crear imágenes más impactantes.

No voy a ir demasiado a la teoría del color (ya que es un tema increíblemente complejo) pero es un tema que usted debe estudiar y familiarizarte. Aprender cómo los colores funcionan juntos y cómo puedes ajustar los colores y su saturación con el fin de guiar al espectador a través de una imagen.

Por ejemplo, una técnica compositiva increíblemente poderosa es aumentar la saturación de la imagen hacia el sujeto principal (es decir, bajar saturación en primer plano y una mayor saturación hacia el centro).

Esto se puede hacer fácilmente en la edición de la foto con Photoshop.

Ph. Sebastian del Val

4. La luz es clave

El uso de la luz es otro elemento clave para crear imágenes más impactantes.

A menudo se dice que los fotógrafos de paisajes deben limitarse a sólo fotografiar durante la Hora Dorada, ya que es cuando la luz es suave y ‘en su mejor momento’. Si bien este es sin duda un buen momento para captar la luz suave, está lejos de ser el único momento en que puede capturar imágenes con buena luz.

Buena luz se puede encontrar en cualquier momento del día. Todo depende de lo que estés fotografiando y de cómo ataques la luz.

Un día cualquiera con nubes y unos buenos rayos de luz entrando por alguna ventana son a veces suficientes.

ph. Christian Hoiberg

5. Tener una conexión más profunda con el paisaje

Mi consejo final para capturar imágenes más impactantes podría ser el más importante de todos ellos (a pesar de que uno a menudo se descuida): hacer fotos para uno mismo sin pensar en las redes sociales y en el publico.

Ciertos tipos de imágenes tienden a llamar más la atención en las redes, por lo que no es de extrañar que muchos se olviden de conectarse con el entorno y en su lugar terminan ‘copiando’ o imitando imágenes populares. Sin duda puede ser un pequeño impulso de ego para ver como los «Likes» aumentan, pero las imágenes que se hacen con la intención de conseguir más likes rara vez son tan impactantes como aquellas en las que el artista tiene una conexión con el entorno.

Yo diría que conectar con el paisaje va a mejorar tu fotografía en general; te obliga a bajar la velocidad, apreciar el entorno y echarle un vistazo más de cerca. Se vuelve más analítico en su enfoque de la composición y aprenderás rápidamente a transmitir mejor una escena.

Imitar tomas exitosas puede ser útil cuando estás aprendiendo los fundamentos, pero aprenderás mucho más al salir a buscar lo que te inspira.

Foto: Juan Pablo Bassi @jpbassi

QUE ES LA «VISIÓN» EN FOTOGRAFÍA

– TRADUCIDO Y ADAPTADO DE ALAIN BRIOT 2013

La visión es el arte de ver lo que es invisible para los demás.

Jonathan Swift

La inspiración enciende la chispa de la creatividad. Juntos, si están bien integrados, la inspiración y la creatividad dan como resultado una Visión Personal para tu trabajo fotográfico.

Tu visión, cuando se expresa con éxito, resultan en el logro de un estilo personal.

La visión es un tema que rara vez se discute en fotografía; Sin embargo, como veremos, es un tema muy importante porque sin visión un artista creará fotografías comunes. Pueden ser las fotografías técnicamente más perfectas que uno puede tomar, pero seguirán siendo fotografías comunes. Con visión, tus fotografías van más allá de ser simples imágenes comunes, se convierten en transportadores de ideas.

¿Qué es la visión?

La visión es el arte de ver lo invisible. A este respecto, la visión no es solo ver, no es solo ‘vista’. Es la capacidad de ver algo que solo tú puedes ver, algo que otros no ven porque este algo no tiene una realidad física. Es algo que ves en el ojo de tu mente, algo que existe en tu imaginación, algo que está dentro de ti.

Una visión es algo abstracto: una idea o un concepto. La visión se hace realidad a través del trabajo creativo. En fotografía se hace realidad mediante la creación de fotografías que expresan su visión. El objetivo de estas fotografías es compartir sus ideas, sus conceptos, en resumen tu visión, con tu audiencia.

Una visión puede surgir en cualquier campo del esfuerzo humano. En lo que respecta a la fotografía, la visión se hace realidad a través de las fotografías que creas. Cuán clara es tu visión y qué tan cerca siguen tus fotografías esta visión, define cuán exitoso serás en transmitir tu visión a los demás.

La visión es inspiración hecha realidad. Está usando la fotografía para expresar algo que de otra manera sería invisible. La visión es hacer poesía con fotografías. Va más allá del conocimiento técnico del medio y alcanza el nivel artístico. Va más allá del dominio del medio y alcanza la improvisación y la auto expresión.

Encontrar y expresar tu visión puede ser un proceso desafiante. Debido a que tu visión es algo que es invisible para los demás, es un proceso que tiene que pasar esencialmente solo.

La visión exige un compromiso inquebrantable con tu arte. También exige que pueda respaldar este compromiso con el trabajo porque solo a través del trabajo podrá compartir tu visión con los demás y, por lo tanto, demostrar que está realmente comprometido con esta visión.

La visión es mensaje. No es solo crear una imagen, sino crear una historia a través de esta imagen. Este mensaje puede ser sobre compartir una emoción, un sentimiento, una creencia o una forma particular de mirar el mundo. No se trata solo de compartir una imagen con tu audiencia. También se trata de compartir el significado de esta imagen con tu audiencia. Esta imagen significa algo para ti. Esta imagen contiene no solo objetos, personas y características. También contiene ideas que representan tu visión.

Sin visión, una imagen es solo una imagen. Con la visión, una imagen se convierte en el vehículo que lleva tus ideas a tu audiencia.

Monument Valley, Alain Briot

CÓMO CUENTAS HISTORIAS LAS FOTOGRAFÍAS DE PAISAJE

– TRADUCIDO Y ADAPTADO DE ERIN BABNIK 2015 (WWW.ERINBABNIK.COM)

Cuando una fotografía representa a una persona, es probable que sugiera historias de una manera bastante directa. Una persona que aparece dentro de una escena se leerá fácilmente como protagonista de la historia, y los detalles en la imagen ayudarán a establecer los hilos de la narración. Incluso las fotografías que contienen solo indicios de actividad humana pueden expresar historias con relativa claridad; La inclusión de un vehículo, una tienda de campaña o una pertenencia personal de cualquier tipo puede proporcionar una serie de pistas para suponer las circunstancias de una escena, los eventos que pueden haberlos precedido y los eventos que probablemente seguirán. Pero, ¿qué pasa con las fotografías que no presentan indicios de presencia humana o incluso animales en escenarios identificables? ¿Cómo cuentan historias?
Mientras que las imágenes con figuras, tanto humanas como animales, tienen el potencial de narrar literalmente, aquellas que muestran características naturales exclusivamente tienden a requerir más interpretación, una diferencia no muy diferente de la prosa y la poesía. Las fotografías de paisajes generalmente cuentan sus historias con relativa sutileza, ambigüedad, apertura y misterio, pero, sin embargo, son capaces de narrar. Si no encontramos nada significativo en una atractiva fotografía de paisaje, es solo porque no hemos considerado las implicaciones de lo que hace que atraiga nuestra atención.
las imágenes de paisajes pueden comunicar historias en al menos tres niveles diferentes: lo natural, lo personal y lo metafórico.
La fotografía al final del texto que va como ejemplo muestra una escena del desierto, justo después de una tormenta. La vista presenta una playa con amplias grietas de barro, que yace bajo un cielo oscuro y lleno de nubes. Formando un arco a través de la oscuridad, un arco iris lleno brota de una cresta de montaña a la izquierda para abrir el desierto a la derecha. En primer plano, dos grietas especialmente anchas en la playa dominan la tierra salpicada de lluvia, cada una curvada hacia adentro desde cualquier lado del marco y haciendo eco de la forma del arco iris sobre ellas. Esta simple descripción identifica las características esenciales de la fotografía, pero omite cualquier intento de explicación o interpretación. Al reducir una foto a sus atributos descriptivos, se pierden esas cualidades que hacen que las fotografías de paisajes sean especiales como representantes de una forma de arte que combina vistas ‘encontradas’ con experiencias y expresiones personales. Aunque puede ocurrir inconscientemente, las ideas sobre una fotografía de paisaje eventualmente se presentarán al espectador interesado, lo que afectará la conexión que el espectador tendrá con ella. Las siguientes tres categorías exploran algunas de las formas en que una fotografía puede transmitir esas ideas y, por lo tanto, sugerir historias.

EL NIVEL NATURAL
Cualquier fotografía de naturaleza cuenta una historia de la creación, una sobre los procesos naturales que estaban trabajando en la formación de las características geológicas representadas. En el caso de la playa del desierto, la depresión en forma de cuenco con su patrón de grietas que se extiende por la superficie evidencia la evaporación de un lago poco profundo que alguna vez existió en este lugar. Lo que originalmente era sedimento fangoso del lecho del lago se ha contraído y agrietado a través del proceso de desecación después de que se evaporó el último agua. El arcoíris, como indicador tanto del sol como de la lluvia, demuestra el papel que juega el clima al afectar la topografía del área: la lluvia creó el lago y luego el sol hizo que desapareciera. Estos eventos son capítulos distintos en una historia que está en perpetuo progreso.

EL NIVEL PERSONAL
Mientras que una fotografía puede omitir personas dentro de ella, una persona siempre está implicada por el mero hecho de haberla creado, osea, el fotografo. Detrás de cada imagen de paisaje hay una historia de su creación, incluso si esa historia nunca acompaña a la imagen en forma escrita. Al mirar la fotografía de la escena del desierto, un espectador podría adivinar mucho sobre la experiencia del fotógrafo en ese momento: esta persona viajó a un área remota, caminó hasta un lecho seco del lago, probablemente se mojó un poco por la lluvia, y luego se sintió Tratado con el espectáculo de un arco iris lleno. Cualquiera que haya visitado un área similar o haya sido testigo de condiciones similares podrá proyectar detalles adicionales en la historia basados ​​en la experiencia personal, mientras que otros pueden embellecer la narración con detalles derivados puramente de una imaginación vívida. La historia podría concebirse como una de gran aventura, de lucha personal o de simples placeres, pero independientemente de cuán bien cualquiera de estas ideas pueda coincidir con las circunstancias reales de la creación de la fotografía, aún forman parte de su historia para el espectador. Quien los imagina en este sentido, el espectador ocupa mentalmente el espacio del fotógrafo, y los dos se eluden como ese individuo implicado que no aparece en ninguna parte de la imagen y, sin embargo, sirve como su protagonista.

EL NIVEL METAFORICO
El poder simbólico de las características naturales les permite sugerir historias de una calidad más atemporal y universal. Si bien el simbolismo puede ser culturalmente relevante, las realidades de la naturaleza brindan experiencias que las personas de todo el mundo tienden a compartir y comprender de manera similar. Por ejemplo, un arco iris puede tener diferentes connotaciones espirituales o políticas en diferentes culturas, pero la mayoría de la gente lo entenderá como un fenómeno que ocurre cuando se desata una tormenta y el sol comienza a brillar, por lo que es probable que se registre como algo que marca el final De una experiencia difícil y como heraldo del cambio positivo. Como mínimo, un arco iris representa algo muy efímero, una maravilla que dura poco tiempo y siempre es fresca y nueva. En la fotografía del desierto, el arco iris aparece alineado con rasgos mucho más antiguos, las grietas en la superficie de la playa que se asemejan a la forma del arco iris. Para el espectador dispuesto a reflexionar sobre esto, esta coincidencia puede sugerir una historia de renacimiento o renovación: el pasado fracturado versus un futuro brillante. Alternativamente, podría sugerir una feliz simbiosis entre viejos y jóvenes, una encapsulación del ciclo de la vida o una epifanía que revela una conexión entre ideas dispares. Existen muchas más posibilidades de interpretación, y cualquiera de ellas puede resonar sin la necesidad de pasar por ningún tipo de análisis deliberado; a veces simplemente sabemos que una foto nos está ‘hablando’, sin ser plenamente conscientes de lo que está diciendo.

Pensar en las fotografías como portadoras de significado puede no ser necesario para la creación o el disfrute de ellas, pero puede ser muy valioso en cualquier caso.
Para el fotógrafo, reflexionar sobre las historias que puede sugerir una ubicación puede ayudar con el proceso creativo, tanto en el campo como durante el desarrollo de la imagen. La interpretación también puede ayudar con el proceso de auto curación, ya que las imágenes que parecen narrar con mayor claridad son a menudo las que tienen mayor interés visual.
Para el espectador, tomarse un momento para considerar las posibles narrativas de una fotografía ralentizará el proceso de visualización, permitiendo una mayor apreciación de lo que una imagen tiene para ofrecer, que es infinitamente más gratificante que tener reacciones instintivas mientras consume imágenes que pasan rápidamente en frente de sus ojos.

Ph.: Erin Babnik

LA NECESIDAD DE CONSTRUIR UNA RELACIÓN CON EL PAISAJE

– TRADUCIDO Y ADAPTADO DE ROBERT SALISBURY PHOTOGRAPHY, 21 JUNIO 2020.

Necesitamos tener intimidad con un paisaje para poder sacar lo mejor de él.
Creo que a menudo necesitamos al menos dos visitas a cualquier área potencial: la primera es ver su potencial e intentar comprender qué puede ser posible, saber qué funcionará y qué no. El segundo es donde realmente intentaremos fotografiar y aprovechar la esencia del lugar, ya equipados con un punto de vista más refinado debido a la exploración inicial.
Construir relaciones es clave para todo lo que hacemos en la vida. En el caso de las amistades y la familia, tenemos que invertir el tiempo para permitir que la relación florezca y se profundice. Lo mismo es cierto para la fotografía de paisajes. A medida que pasamos más tiempo en ciertos lugares, la relación se profundiza. Comenzamos a entenderlos de maneras que el observador casual no podría.
Es similar a conocer gente por primera vez; aunque podríamos tener una avalancha de nuevas impresiones y observaciones, la relación aún es demasiado joven para conocerlas realmente.
Estar rodeado de actitudes saludables y personas positivas es un ingrediente para una vida feliz, del mismo modo, al elegir los paisajes a fotografiar es vital seleccionar aquellos que nos impactan personalmente, y así poder desarrollar la propia creatividad interna.
No te dará su alma en tu primera visita, y parte de la diversión está en el viaje de descubrimiento.
Al igual que una relación fuerte y saludable, la intimidad proviene de la confianza y el respeto, y es la recompensa para el tiempo dedicado a conocerse. También es vital poder reconocer la química. Esa chispa inicial que se puede sentir al ver un nuevo lugar por primera vez que te dice que hay potencial para algunas buenas fotos es una ventaja importante para los fotógrafos de naturaleza.
En los últimos años he visitado muchos paisajes nuevos, y solo con unos pocos he sentido ese deseo de regresar. Escucha tu intuición, incluso si no entiendes por qué, y vuelve a esos lugares que te intrigan y te atraen las veces que ese llamado se haga presente en tu cabeza.

Esperando el atardecer en Los Colorados, de camino a Tolar Grande.